Vicente Javier-F

GRACIAS POR ENTRAR EN ESTE TROCITO DE MUNDO PARTICULAR. GRACIAS POR AYUDARME A BUSCAR ESE MOMENTO DE PLACIDEZ QUE A VECES NOS LLEGA SINTIENDO LO BELLO, LO SUAVE Y SERENO. LA VISTA LO APRECIA Y LO BUSCA INCESANTE.







GRACIAS DE NUEVO AL LEER LO QUE ESCRIBO. LO MISMO OS DIGO POR VER LO QUE VI.







martes, 18 de julio de 2017

Sin lugar

¡A dónde vas a ir que el sonido importe;
sonido de tu queja irreparable y torpe!
¡A dónde quieres ir que el afán te empuje
y domine la exigencia de otra triste cumbre!
¡A dónde los lugares te parezcan triunfo
sabiendo que tu savia te afincó de nuevo
en ese quedo suelo de ceniza entero!

domingo, 16 de julio de 2017

Cuando caigan esas letras por el espacio vacío

(Mirando aún los libros)

Me queda tiempo para repasar los lomos y portadas
de los libros que se apilan en cualquier soporte anclado
a los suelos que notaron mis pisadas.
Miraré los libros con sus letras resaltadas
componiendo las carátulas estancas.
Ya no sé si se abrirán sus páginas.
No percibo si serán un buen abrigo
para el tiempo que me quede de retiro.
Ya no sé si la pasión alcanzará las yemas de mis dedos
y pasarán las hojas como hicieron cuando aún
sentían brío —tampoco mucho; todo hay que decirlo—.
Cuando caigan estas letras por el espacio vacío
de un deseo ya vencido, no será sino un derribo
de mi propio corazón sin tino.




Las miradas de otros siglos

Eran parroquias o anteiglesias, de traza más bien restringida a las miradas de perspectivas ya secas, como enmarcadas en un cansancio escrupulosamente antiguo, salidas de un rumor de siglos, donde todas esas piedras de sillar ennoblecido habrían dejado emparedadas las celadas, las espadas y cuchillos, las ventanas y postigos; las miradas de otros siglos.


Iglesias, ya secas, rumor, pertenecieron, siglos.


(Sacadas de una toma fotográfica  que, azarosamente, puso ante mí esas palabras del poemario “Arderá el hielo”, de Ilia Galán.)

miércoles, 12 de julio de 2017

Del mar

Del mar, vienen del mar
todas estas nubes que ya alcanzan
superficies tan lejanas de la mar.
Traen el color del salitre
y de esa blanca espuma sonora
de todas las olas.
Mira las nubes.
Son del agua,
de los dominios mojados que juegan
a echar en el aire enredos etéreos
de vahos que se tumban
posando sus panzas
en vagas corrientes
y miran los valles
y rascan las cumbres
y saben de ríos
que añoran favores.




domingo, 9 de julio de 2017

Un encerado de trizas

Tengo un encerado de trizas
donde anoto los repasos de la vida.
Con mi borrador de añicos lo suavizo.
Caen los polvos de la tiza que se sabe ya ceniza.
Blanquecinas trizas. Diminutas compañías incisivas
en espera de una brisa que las lleve a los cuarteles de desechos,
aunque no me recompongan suaves superficies amplias en el trazo de la vida.


jueves, 29 de junio de 2017

Ella también

Ella también es poeta
y dice que escribe
con la punta de los días.
Suave encierro entre sus yemas.